VERDADES Y MENTIRAS SOBRE EL RON

/ / Blog

Seguro que muchas veces, mientras disfrutas de Arehucas, te has preguntado “¿Cuál es la combinación ideal?” “¿Es mejor tomarlo solo o con hielo?” “¿Hay un vaso idóneo para servirlo?”
Para aclarar todas tus dudas, hoy te contamos algunas “verdades y mentiras sobre el ron”.

El mojito no se inventó en la “Bodeguita del medio”:

Pues no… Los cubanos ya elaboraban mojitos mucho antes de la aparición de este emblemático local de La Habana. Tampoco se creó en el bar “Las Cañitas” del Hotel Habana Libre, ni en el Hotel Sevilla, como habrás podido leer en más de una ocasión. Su verdadero origen se encuentra en un bar de la playa de La Concha, en el año 1910. Su creador fue un descendiente de españoles que mezcló ron con hierbabuena, lima y Angostura, elaborando así una receta mundialmente famosa. ¡Camarero, un mojito con Arehucas Carta Blanca!

El ron solo para después de una comida:

¡Para nada! Igual que maridas un pescado o carne con una copa de vino, ¿por qué no hacerlo con ron? Prueba a disfrutar de la magnífica combinación de Arehucas Carta Blanca con un ceviche o un tartar y, si eres más de carnes, marídalo con con Arehucas 18 años. Y para el postre… endulza aún más este momento con Ron Miel Guanche.

El ron está hecho para ser mezclado:

¡No siempre! Aunque para “gustos los colores”, lo ideal es que disfrutes de nuestros Carta Blanca y Oro en combinados pero que, si te apetece, lo tomes también solo añadiéndole unas piedras de hielo. Pero, eso sí, si nos dejas aconsejarte, toma nuestros rones Premium siempre solos, sin mezclar. Los expertos consideran que este tipo de rones no deben combinarse ya que tienen un añejamiento especial en barricas que, al mezclarse, perderían parte de su esencia, aromas y sabor.

Lo bebas como lo bebas… ¡que sea siempre Arehucas! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *