El cóctel Mai Tai: cuando América se enamoró del Pacífico

/ / Blog

Como si de una historia de amor se tratase, el cóctel Mai Tai también cuenta con un origen basado en un duelo de egos. Una historia desconocida por la mayoría que disfruta de este combinado. Un recuerdo que ya pocos tienen sobre el nacimiento de un elixir con más versiones que ingredientes. ¿Y qué hacemos nosotros? ¡Pues contárselo!

Con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo y una Europa en plena contienda, Estados Unidos se preparaba para recoger el relevo de superpotencia y equilibrar la balanza mundial de poderes. Corría el año 1944 cuando la mayoría de veteranos americanos ya habían vuelto de sus campañas militares en el Pacífico enamorados de tan fantástica gente, tierras, frutas y climas. En este contexto, surgió el cóctel protagonista de esta historia de la mano de Victor J. Bergeron.

Por aquel entonces, Victor Jules Bergeron montó el restaurante Trader Vic en Oakland, California, en el que le gustaba experimentar y diseñar nuevas bebidas para todos sus comensales. Fue en una visita que recibió de sus amigos de Tahití, cuando decidió inventar el combinado que seguimos disfrutando a día de hoy. Uno de sus invitados, maravillado, exclamó tras su primer sorbo: ¡mai tai roa ae!, que significa: “¡fuera de este mundo, el mejor!”, y el sentimiento de orgullo de Bergeron hizo que bautizara así su creación: cóctel Mai Tai.

A base de ron, triple seco, zumo de lima, sirope de Orgeat, granadina y una cereza Marrasquino, el cóctel poco a poco fue creciendo en popularidad. Los veteranos de guerra sentían en cada sorbo que el Mai Tai reflejaba el sentimiento que quedó en ellos tras volver de sus campañas. Sin embargo, la polémica empezó a servirse casi en el momento en el que se sirvió el primero de estos combinados.

Donn Beach, fundador del bar Don Beachcomber y barman de éxito por aquel entonces, quiso atribuirse el mérito de tal logro y garantizó haber sido él el inventor del Mai Tai en el año 1933 tras la barra de su club. Aunque pocos le reconocieron como pionero de tal mezcla, Bergeron quiso acallarlo todavía más publicando en 1947 Bartender The Trader Vic’s Guide, una guía de todos sus cócteles en la que incluyó, por supuesto, el Mai Tai.

A día de hoy seguimos sin conocer quién fue realmente el creador de este delicioso combinado. Sin embargo, eso sí, seguimos disfrutándolo cada día en miles de rincones del mundo en su honor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *